miércoles, 14 de junio de 2017

Aborto por 3 causales y la lista de los senadores retrógrados en contra

Por: Guillermo Peña Capellán

El Senado de la República Dominicana insiste en eliminar la observación del Presidente Danilo Medina que plantea el aborto por 3 causales. Ahora se encuentra en la Comisión Permanente de Justicia de la Cámara de Diputados, el proyecto del nuevo Código Penal.

Las 3 causales del aborto observadas son: 1. Producto de violación o incesto, 2. Cuando el embarazo pone en peligro la vida o salud de la madre, y 3. Por malformación incompatible con la vida.

República Dominicana está entre los 6 países del mundo que prohíbe el aborto en todas sus formas conjuntamente con Chile, El Salvador, Nicaragua, Malta y Ciudad del Vaticano.

En Latinoamérica y el Caribe una media de 2 mil mujeres mueren cada año por abortos inseguros, esto supone el 12% de las muertes maternas.

Un estudio del año 2016 auspiciado por Profamilia reveló que entre las jóvenes universitarias el aborto es una realidad latente, donde de 2,436 jóvenes encuestadas, 295 dijeron haber tenido un aborto, y de estas el 42.7% afirma que se trató de un aborto inducido, lo que aumenta al 67.1% cuando aseguran que conocen de algún aborto inducido.

El mismo estudio señala que el 74.5% de las jóvenes encuestadas favorece el aborto terapéutico, el 72.7% el aborto por incompatibilidad con la vida y el 70.6% y 61.6% está de acuerdo con el aborto por violación o incesto, respectivamente.

Otros estudios indican que en República Dominicana el 48% de los nacimientos ocurridos en el país en los últimos 5 años fueron fruto de embarazos no deseados. Además de que se producen más de 90 mil abortos inseguros en el país y las estimaciones indican que se registran casi 4 abortos por cada 10 nacidos vivos.

La penalización del aborto no borra las cifras mencionadas, sino que las agrava porque provoca que se hagan abortos inseguros, donde las que más sufren las consecuencias son las mujeres jóvenes y más pobres.

Apoyar las 3 causales del aborto es preservar la vida de las mujeres jóvenes y más pobres. Apoyar las 3 causales del aborto es enfrentar el embarazo de las adolescentes a destiempo. Apoyar las 3 causales del aborto es combatir la violencia de género que crece cada día en R.D. Apoyar las 3 causales del aborto es rechazar la violencia intrafamiliar. Apoyar las 3 causales del aborto es enfrentar las violaciones sexuales a niñas y adolescentes. Apoyar las 3 causales del aborto es actuar con ética en materia de salud. Apoyar las 3 causales del aborto es respetar los derechos humanos de las mujeres.
                                                                                                                                                                Lista de los senadores y senadoras retrógrados en contra del aborto por 3 causales:
1.       Reinaldo Pared Pérez,  Distrito Nacional (PLD)
2.       Amable Aristy Castro, La Altagracia (PLD)
3.       Rafael Calderón, Azua (PLD)
4.       Manuel Antonio Paula, Bahoruco (PLD)
5.       Edis Fernando Mateo, Barahona (PLD)
6.       Rosa Sonia Mateo, Dajabón (PLD)
7.       Amílcar Jesús Romero, Duarte (PLD)
8.       Santiago José Zorilla, El Seibo (PRM)
9.       Adriano Sánchez Roa, Elías Piña (PLD)
10.   Jose Rafael Vargas, Espaillat (PLD)
11.   Rubén Darío Cruz, Hato Mayor (PLD)
12.   Juan Orlando Mercedes, Independencia (PLD)
13.   Amarilis Santana, La Romana (PLD)
14.   Euclides Sánchez, La Vega (PLD)
15.   Arístides Victoria, María Trinidad Sánchez (PLD)
16.   Félix María Nova, Monseñor Nouel (PLD)
17.   Heinz Vieluf, Montecristi (PLD)
18.   Charles Mariotti, Monte Plata (PLD)
19.   Dionis Sánchez, Pedernales (PLD)
20.   Wilton Guerrero, Peravia (PLD)
21.   Luis Rene Canaán Rojas, Hermanas Mirabal (PLD)
22.   Prim Pujals, Samaná (PLD)
23.   Félix Bautista, San Juan (PLD)
24.   Jose Hazim, San Pedro de Macorís (PRSC)
25.   Félix Vásquez, Sánchez Ramírez (PLD)
26.   Antonio Cruz, Santiago Rodríguez (PLD)
27.   Manuel Guichardo, Valverde (PLD)
28.   Pedro Alegría, San José de Ocoa (BIS)
29.   Cristina Lizardo, Santo Domingo (PLD) 

Es una vergüenza que el Senado de la República Dominicana sea tan retrogrado y que no le importe la vida ni la salud de las mujeres. Esperamos que la Cámara de Diputados y el Presidente Danilo Medina puedan enmendar ese error. De igual modo recae en el liderazgo de la oposición conformada por Luis Abinader, Guillermo Moreno y Minou Tavárez Mirabal, pronunciarse a favor del aborto por las 3 causales.


Nota aclaratoria: Si uno de los senadores de esta lista votó a favor de las 3 causales hago Fe de Errata. Los senadores del PLD, Julio Cesar Valentín y Tommy Galán se manifestaron a favor de las 3 causales del aborto, pero no estaban presentes al momento de votar. En cambio, el senador del PRM, José Paliza fue el único de la oposición que voto a favor de las 3 causales del aborto. 

martes, 6 de junio de 2017

Odebrecht: PLD, PRM y corrupción


Por: Guillermo Peña Capellán

El Movimiento Verde y la presión de organismos internacionales han logrado que el Ministerio Público dominicano ponga la acción penal en movimiento contra relevantes ex-funcionarios y legisladores mencionados en el caso Odebrecht por aceptar sobornos.

La clase política dominicana está involucrada en la corrupción transnacional de esta empresa conforme denuncia el Ministerio Público. Como podemos ver en este caso no solamente está involucrado el partido de gobierno, PLD, sino también la principal fuerza de oposición PRM. Esta es sin lugar a dudas una muestra más que evidente de como la partidocracia dominicana es corrupta hasta los tuétanos.

El Ministerio Público y el juez Francisco Ortega tienen el reto y la oportunidad histórica de sentar un precedente contra la corrupción en el país para recuperar la confianza en el sistema de justicia.

Ahora bien, si bien es cierto que el país espera justicia, no menos cierto es que el populismo penal no puede ir en desmedro del debido proceso. El Ministerio Público debe presentar las pruebas que demuestren la culpabilidad de los imputados y el Tribunal está en la obligación de fallar conforme al derecho.

La pregunta que muchos nos hacemos es si solamente el Ministerio Público va a procesar a estos imputados o si incluirán a nuevos imputados. Y es que  contrario a lo que dijo el Procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez, la ciudadanía no cree que ahí están todos los que son ni son todos los que están.

Las investigaciones realizadas por el Ministerio Público de Brasil, el Departamento de Estado de Justicia de los Estados Unidos y la Procuraduría General de Suiza, han sido claves para lograr que la empresa Odebrecht reconociera que del 2001 al 2014, Odebrecht había realizado pagos en República Dominicana y otros países de Latinoamérica con el fin de lograr contratos para la construcción de obras de infraestructura.

El caso Odebrecht no va a terminar con la impunidad reinante en el país desde hace siglos, pero si puede ser el inicio de una ola creciente de ciudadanía que demande el fin de la impunidad contra toda la partidocracia corrupta y su élite empresarial.

Para lograr una verdadera justicia es importante sancionar a las empresas que estuvieron vinculadas en este entramado de corrupción. La empresa Odebrecht y sus socios locales no deberían quedar impunes. Tal como establece la Ley No. 340-06 sobre Compras y Contrataciones, es imperativo que los contratos que tienen Odebrecht y sus empresas socias locales sean cancelados y que no se le permita operar de nuevo en el país.

Independientemente de quienes sean condenados lo que la ciudadanía consciente debe concluir de este caso es que no debe seguir votando por corruptos de ningún partido.


Parafraseando a Einstein, “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo” (o votamos por los mismos). Vivir algún día en una real democracia, que tenga como pilar la transparencia y se respeten los derechos humanos depende de no votar por la partidocracia corrupta. 

martes, 30 de mayo de 2017

Juan Pablo Duarte vs Pedro Santana


Por: Guillermo Peña Capellán

¨Olvídate de eso, que eso pasó hace mucho¨ es la expresión más común cuando a alguien no le gusta o no entiende para qué sirve la historia. Es una forma de denostar su relevancia.

Veamos para qué sirve la historia. La historia sirve para saber qué paso, cómo pasó y por qué pasó un hecho. Es muy importante aprender la historia para conocer el pasado, comprender el presente y prever el futuro. A veces la historia se repite. La historia nos permite conocer lo que ha pasado en el mundo y entender las sociedades. La historia es cultura y experiencias. La historia es fuente de inspiración.

En la historia patria dominicana se reconocen a grandes próceres y se condenan a quienes les traicionaron, sin embargo hay personajes que aunque jugaron un papel histórico importante, reconocerles como patriotas o héroes es un insulto a la memoria de los grandes próceres.

En la República Dominicana tenemos dos personajes históricos que han trascendido por sus hechos pero son polos opuestos. Estos son Juan Pablo Duarte y Pedro Santana.

Como lo describe Juan Bosch, ¨Santana pasó a ser un hatero[1] cuando se casó con la viuda de un hatero. Santana se convirtió en el líder de ese sector social que enfrentó a los trinitarios y a la pequeña burguesía siendo militar y político¨

Santana se incorporó a la Guardia Nacional haitiana y ascendió hasta coronel. Posteriormente fue regidor del ayuntamiento del Seibo y tomó parte en la revolución de La Reforma contra Boyer. Su escala social fue ascendiendo después que se casó con Da. Micaela Rivera, viuda de Miguel Febles.

Si bien es cierto que Santana fue el primer presidente dominicano y que jugó un papel importante como militar, no menos cierto es que su ambición al poder le llevó a agregar el artículo 210 a la primera constitución dominicana porque dijo que no iba a jurarla sin un artículo que le concediera el poder de dar órdenes y decretos como le convengan. Y ese artículo le sirvió para amparar sus fusilamientos y destierros.

Duarte, Sánchez, Mella y otros trinitarios fueron desterrados por Pedro Santana. Santana ordenó fusilar a María Trinidad Sánchez el 27 de febrero de 1845, al conmemorarse un año de la independencia dominicana. Además fusiló a Francisco del Rosario Sánchez, a los hermanos José Joaquín y Gabino Puello, y sus compañeros Pedro de Castro y Manuel Trinidad Franco y muchos patriotas más.

El derrocamiento del presidente Manuel Jimenes fue llevado a cabo por Pedro Santana mientras él comandaba el ejército de la Nación. Santana busco la anexión a España, a Francia e incluso pensó en anexarnos a EE.UU.

¨Como creador del Estado hatero Pedro Santana es una figura histórica; pero no fue un patriota, y por no haberlo sido no tiene derecho a ocupar el lugar que le dio el gobierno del Dr. Balaguer en el Panteón Nacional¨ Juan Bosch

En cambio, Duarte fue un maestro, un político idealista que creyó en que era posible la nación dominicana. Duarte, posteriormente se convirtió en el líder de La Trinitaria y por eso fue expulsado del país por las autoridades haitianas. ¿Quién denunció a Duarte? Precisamente los conspiradores antihatianos que pertenecían al grupo de los hateros.

Juan Pablo Duarte redactó el primer proyecto de constitución dominicana. En este plantea una República libre, soberana e independiente de toda potencia extranjera. Duarte rechazó la anexión a España, a Francia y a EE.UU.  Además Duarte retorno para ponerse a la orden de los restauradores en la Guerra de la Restauración.

No puede ser que dos personajes históricos que políticamente estuvieron opuestos, hoy día este la victima (María Trinidad Sánchez) y el victimario (Pedro Santana) juntos en el Panteón Nacional. María Trinidad Sánchez y Pedro Santana son polos opuestos. Duarte y Santana son polos opuestos.

En el Congreso Nacional reposa un proyecto de ley que promueve el Diputado Víctor Suarez Díaz para sacar los restos de Pedro Santana del Panteón Nacional y que cuenta con un informe favorable a unanimidad de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados. Te invito a usar en Twitter, Facebook e Instagram el hashtag #FueraSantanaDelPanteónNacional si estás de acuerdo con sacar los restos de Santana del Panteón Nacional.

O sé es duartiano o sé es santanista.

¡Fuera Santana del Panteón Nacional!

Hagamos justicia histórica.





[1] Hatero significa dueño de reses y de las tierras.

miércoles, 17 de mayo de 2017

¡Justicia!


Por: Guillermo Peña Capellán

La sociedad dominicana anhela un sistema de justicia que condene la corrupción e impunidad que hemos aguantado por siglos.  Como dijo Juan Pablo Duarte: ¨El buen dominicano tiene hambre y sed de justicia¨

El Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) debe llenar las expectativas de lo que demanda hoy el país para lograr superar los niveles de desconfianza en los fiscales y los jueces. 

Según los resultados del Barómetro de las Américas del Proyecto Opinión Pública para América Latina (LAPOP, por sus siglas en inglés) han descendido 10 puntos porcentuales la confianza en que los tribunales puedan realizar un juicio justo, es decir de un 50,6 a un 40,1. de 2008 al 2014.

En el sistema judicial en general la confianza se redujo de 50,1 en 2008 a 38,5 en 2014, y la confianza en que el sistema judicial castigaría al culpable de un delito ha caído de 50,6 en 2008 a 43,9 en 2014 según el mismo estudio.

El legislador perremeísta, miembro del (CNM) Jose Ignacio Paliza, ha advertido que la sociedad dominicana está muy pendiente de la escogencia de los jueces de las altas cortes, debido a la sed de justicia que impera en estos momentos. El país sigue demandando que la justicia actué como un verdadero órgano independiente.

La ciudadanía dominicana espera juezas y jueces de carrera o no, pero íntegros, democráticos y progresistas para que impartan justicia apegados a los derechos humanos y a los principios que rigen un Estado Social y Democrático  de Derecho como establece el artículo 7 constitucional.

¿Hacia dónde va un país que no cree en su sistema judicial? ¿Si el CNM no selecciona juezas o jueces dignos y expertos en sus temas, puede cambiar la percepción de la ciudadanía sobre el sistema judicial dominicano?

Cuando no se cree en las instituciones puede pasar cualquier cosa. Es una oportunidad histórica para el CNM seleccionar jueces democráticos que eleven la confianza en el sistema judicial.

Con los vientos reeleccionistas se avecina una crisis política e institucional a mayor escala, y es sobre la judicatura del Tribunal Superior Electoral (TSE), del Tribunal Constitucional y de la Suprema Corte de Justicia que recae la débil estabilidad democrática electoral que tenemos.


Un país que no cree en su sistema de justicia no tiene futuro. La sociedad dominicana quiere juezas y jueces que impartan justicia por el fin de la impunidad.

miércoles, 10 de mayo de 2017

¿Voto obligatorio?


Por: Guillermo Peña Capellán

Hace siete años, un grupo de ciudadanos y ciudadanas conscientes de nuestros derechos políticos propusimos a la Junta Central Electoral (JCE) el ¨Voto por Ninguno¨. En realidad muchos no entendieron la propuesta y creyeron que promovíamos la abstención electoral.

Es importante aclarar de nuevo que el ¨Voto por Ninguno¨ no promovía la abstención electoral, sino que se creara una casilla o recuadro en la boleta electoral que dijera ¨Ninguno¨para ser marcado por el o la votante si lo prefería.

El propósito del ¨Voto por Ninguno¨ era obligar a los partidos políticos a elegir candidaturas que se apegaran a los principios de democracia interna, legalidad y transparencia. Y que si no lo hiciere la ciudadanía entonces podía expresar su rechazo a la imposición de las élites partidarias mediante este mecanismo y obligarlos a elegir mejores candidaturas.

Para una explicación más sencilla, el¨Voto por Ninguno¨ es lo que se conoce en ámbito de la ciencia política como el ¨Voto en Blanco¨, es decir, el derecho de la ciudadanía de rechazar todos los candidatos si no le gustan ningunos. 

En la constitución de Colombia existe la figura del ¨Voto en Blanco¨ con el propósito de que la ciudadanía exprese su rechazo a los candidatos presentados por los partidos políticos colombianos.

El voto no puede ser obligatorio. El voto es un derecho político facultativo de ejercerlo como todo derecho. No es democrático poner una sanción económica ni penal para quien decida no votar. Ver este video: El voto es un derecho. Jamás un deber. Abstención en conciencia, la clave. https://www.youtube.com/watch?v=NNgtyr5HDtY&t=15s

Aunque este en la Constitución Dominicana el voto como derecho y deber, es una contradicción ilógica considerar el voto como un deber cívico y un derecho político a la vez. Si es derecho político no puede ser a la vez un deber. Frente al derecho del acreedor existe el deber de que el deudor le pague, no viceversa.

Además, la constitución dominicana establece en el art. 208 lo siguiente: ¨Ejercicio del sufragio. Es un derecho y un deber de ciudadano y ciudadanas el ejercicio de sufragio para elegir a las autoridades de gobierno y para participar en referendos. El voto es personal, libre, directo y secreto. Nadie puede estar obligado o coaccionado, bajo ningún pretexto, en el ejercicio de su derecho al sufragio ni a revelar su voto¨ Este artículo plantea una excepción a los deberes fundamentales consagrados en el artículo 75 de la Constitución Dominicana.

El voto es un derecho. Uno tiene derecho a no hacer lo que no quiere. Obligar a una persona a hacer algo es anti-democrático. Una cosa es un derecho y otra cosa una obligación. Por eso los deberes u obligaciones se enmarcan en la sociedad civil, no en la sociedad política.

Si no se está de acuerdo con las ideas de un candidato o candidata, o si se le rechaza por ser corrupto, narcotraficante o estafador como muchos de los candidatos actuales, el Estado no puede obligar e ejercer el sufragio.  Una ciudadanía responsable es la que vota o no vota consciente. Quienes votan a conciencia por nuestros representantes de la indignidad, la corrupción y la impunidad, son cómplices de la degradación de la sociedad dominicana.

miércoles, 3 de mayo de 2017

¿Salarios dignos en República Dominicana?


Por: Guillermo Peña Capellán

El 1 de mayo conmemoramos el Día Internacional de los Trabajadores en plena discusión sobre un aumento salarial de un 20% en el sector privado. Gobierno, Sindicatos y Empresariado debaten sobre la pertinencia o no del aumento salarial.

El sector empresarial en desacuerdo con el aumento del 20% por un lado, y el Gobierno conjuntamente con el sector sindical promoviendo el aumento salarial por otro lado. Ante este escenario es preciso preguntarse, hay salarios dignos en la República Dominicana.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), República Dominicana está entre los ocho (8) países de Latinoamérica con el nivel de salario mínimo más bajo, solo superado por Cuba, Bolivia, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua y Perú. El promedio de salario mínimo de la región es de US$259  y en nuestro país es de US$254, unos RD$ 11,684, utilizando una tasa de cambio de RD$46 por dólar.

Ahora bien, ese salario mínimo de US$254 en el país es irreal porque existen varios tipos de salarios mínimos, al punto extremo que el salario mínimo del sector privado para una pequeña empresa puede ser de US$170, unos RD$ 7,843, utilizando una tasa de cambio de RD$46 por dólar.

¿Quién puede vivir con US$170 mensuales? ¿Si la canasta básica familiar cuesta US$617, unos RD$28,396, utilizando una tasa de cambio de RD$46 por dólar y el salario promedio de un dominicano en un empresa pequeña es de RD$7,843?

El mismo informe del FMI señala que: ¨Para lograr una visión más completa de los sueldos mínimos deben tomarse en cuenta otros indicadores como el costo de la canasta básica, la calidad, el acceso a la educación y la salud o los niveles de delincuencia y corrupción¨

Al momento de escribir este artículo el Ministro de Trabajo, José Ramón Fadul (Monchy), anunciaba el aumento salarial de un 20% en el sector privado, 13% ahora y 7% en noviembre de 2017, y el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) respondía que lo acataría.

Empresario/as y Gobierno:

El salario no da, está deprimido, trabajan más los más pobres y eso es lo que tienen trabajo.  El sueldo mínimo es una burla a quienes trabajan. Seguir ese camino es continuar aumentando la desigualdad social y los niveles de inseguridad ciudadana.

Sin salarios dignos no hay justicia, sin salarios dignos no puede acabarse la corrupción y la impunidad, sin salarios dignos no puede haber  seguridad ciudadana.


Ojalá lo entiendan y algún día lo razonen…

miércoles, 26 de abril de 2017

17 puntos fundamentales para una Ley de Partidos y Movimientos Políticos en República Dominicana.

Por: Guillermo Peña Capellán

  1. Los partidos y movimientos políticos deben ajustar su organización y fundamento a principios y valores. Estos principios y valores deberían ser: Transparencia, Participación, Legalidad, Igualdad, Justicia, Pluralismo, Equidad e Igualdad de Género y Democracia.
  2. Respecto a las elecciones primarias es democrático que cada 2 años se realicen para garantizar la democracia interna. Estas elecciones deben realizarse el mismo día en todos los partidos políticos, como sucede en las elecciones estadounidenses, porque esto evita la doble militancia y el clientelismo político.
  3. Una Ley de Partidos Políticos y Movimientos Políticos debe regular el tiempo de campaña y obligar a todos los candidatos presidenciales de los partidos políticos a presentar un programa de gobierno. El programa de gobierno debe publicarse en un diario de circulación nacional y en la página web del partido político.
  4. Los candidatos presidenciales, a Senadores, Diputados y Alcaldes, deben designar un comité de campaña responsable por el cumplimiento de esta ley, incluyendo de manera específica la rendición de cuentas. El comité de campaña debe llevar los registros contables y gastos específicos de la campaña electoral, donde se registren todas las contribuciones recibidas de fondos públicos y privados con la documentación que la respalde, incluyendo donaciones. Estas  deberían ser transparentadas en las páginas web de los partidos y movimientos políticos.
  5. El financiamiento público deba garantizar equidad en los partidos y movimientos políticos. El monto debe tener un límite específico para cada partido y candidato.
  6. Una idea de financiamiento público democrático es la siguiente: Un 10% distribuido en partes iguales para todos los partidos y movimientos políticos, un 30% distribuido en partes iguales para todo los partidos y movimientos políticos que hayan logrado 1.5% o más de los votos emitidos válidamente en el territorio nacional en la última elección al Senado de la República, en la Cámara de Diputados o en la Alcaldía. Un 40% distribuido en partes iguales para todos los partidos y movimientos políticos en proporción al número de curules en el Congreso. Un 20% distribuido en partes iguales para todos los partidos y movimientos políticos que hayan logrado 5% o más más de los votos emitidos válidamente en el territorio nacional en la última elección al Senado de la República, en la Cámara de Diputados o en la Alcaldía.
  7. El financiamiento privado debe contener límites en montos específicos por donante. Las contribuciones o donaciones individuales no pueden superar el 10% de dicho valor total. Los nombres de los donantes deben quedar registrados conjuntamente con la donación. Todo aporte o contribución a la campaña electoral debe estar en una cuenta bancaria única abierta para la financiación de la misma.
  8. La equidad e igualdad de género debe garantizarse en una Ley de Partidos con una cuota de género y juventud de al menos un 50%. 25% de mujeres y 25% de jóvenes. Esto a si porque si la mayoría de los electores son jóvenes y mujeres no puede ser que se siga excluyendo a los jóvenes y las mujeres en los partidos políticos.
  9. Además, una cuota para las minorías, específicamente personas con discapacidad y LGBT debería ser contemplado porque son grupos minoritarios socialmente excluidos que forman parte de la sociedad y por ende es democrático incluirlos.
  10. Se debe garantizar la equidad en el acceso a los medios de comunicación en los medios públicos y privados, radiales y televisivos a todos los partidos y movimientos políticos.
  11. Las encuestas podrán ser publicadas en el periodo de campaña electoral pero debe haber una limitante. Esta podría ser prohibir publicar encuestas 30 días antes de las elecciones para evitar la manipulación mediática.
  12. De igual modo la publicidad en vallas debe ser regulada de manera equitativa para todos los partidos y movimientos políticos. No puede ser que un partido tengo miles de vallas más que otro.
  13. Los partidos y movimientos políticos pueden promover el voto en blanco. El voto en blanco debería ser contabilizado como sucede en Colombia. Si gana el voto en blanco en la primera vuelta se deben cambiar los candidatos.
  14. Prohibir contribuciones o donaciones de asociaciones delictivas o ilícitas, de empresas concesionarias o adjudicatarias de obras públicas. Prohibir contribuciones o donaciones de gobiernos, entidades extranjeras o fundaciones  o de personas en situación de subordinación administrativa o relación de dependencia que ser realice por imposición o abuso de superioridad jerárquica.
  15. Prohibir contribuciones o donaciones anónimas, la doble militancia y el transfuguismo político.
  16. Se debe contemplar sanciones económicas y penales al clientelismo político y prohibir todo uso de fondos públicos que no sea otorgado por la Junta Central Electoral (JCE).
  17. Las sanciones económicas a los infractores de la ley deben estar contempladas para garantizar el cumplimiento de sus disposiciones. Si no hay sanciones económicas y penales fuertes para las personas y las empresas no se cumplirá la ley, y si no tenemos jueces profesionales y honestos mucho menos.